Primer aniversario del asesinato de Mahsa Amini

Fotografía: Amnistía Internacional

Hace un año, las calles de Irán se atiborraron multitudes expresando indignación por la muerte de la periodista de 22 años, Mahsa Amini, a manos de la policía de la moral, que la atacó bajo el argumento de llevar mal puesto su hijab. El eslogan “Mujer, Vida y Libertad” le dio vuelta al mundo en ese entonces y lo hizo de nuevo ahora, pues este 16 de septiembre se hicieron sentir los indignados en las principales ciudades del mundo.

La conmemoración en Irán

Ante la obviedad de que el sábado habría movilizaciones conmemorativas exigiendo justicia, a alguien en el régimen iraní se le ocurrió que la solución era tan sencilla como militarizar las ciudades y capturar y mantener temporalmente al padre de la víctima en arresto domiciliario. Buscaban evitar que se organizaran eventos conmemorativos religiosos y públicos en el cementerio donde reposan los restos de Amini; y, para blindar ese propósito, las autoridades bloquearon las vías de acceso al recinto.

Sin embargo, la transformación que estas movilizaciones ha acarreado es mucho más profunda. No solo fue una decisión que caldeó aún más los ánimos, sino que, incluso antes de que se difundiera, ya las redes sociales estaban llenas de videos de mujeres protestando frente a la policía iraní sin sus velos. De hecho, los expertos estiman que más del 20% de las mujeres urbanas han decidido dejar de usar el hijab desde los hechos del 2022.

Las movilizaciones por el aniversario de la muerte de Amini sucedieron en las principales ciudades iraníes con normalidad hasta que las fuerzas antidisturbios empezaron a despejar las concentraciones con tiros al aire y capturas.

Adenda: otra noticia importante sobre Irán

El régimen retiró las acreditaciones de un tercio del grupo de inspectores de control nuclear. Su argumento es que los vetaron por EE.UU., Francia, Reino Unido y Alemania están “politizando” el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). La decisión de Irán fue duramente criticada por el director general de la OIEA, Rafael Grossi, quien la tildó de “unilateral, desproporcionada y sin precedentes”, además de describirla como una deliberada oposición a la tarea de verificación de que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas