Fallece Astrud Gilberto, reina de la bossa nova

Fotografía: Archivo AFP

Olha que coisa mais linda, mais cheia de graça
É ela, menina, que vem e que passa
Num doce balanço a caminho do mar

Astrud Gilberto, la leyenda brasileña de la bossa nova — y responsable de su internacionalización—, falleció a sus 83 años. El lamentable suceso fue informado en redes sociales por Sofía Gilberto, su nieta, que homenajeó a su abuela, expresándole todo su amor y admiración, sin dar mayor detalle sobre las causas de la muerte.

Astrud Gilberto: la historia de una leyenda

Astrud Gilberto, cuyo apellido de nacimiento es Weinert, nació en Salvador de Bahía, Brasil, el 29 de marzo del año 1940. Su madre tocaba múltiples instrumentos y eso fue lo que encendió la vena artista de “La chica de Ipanema”. Como su padre era profesor de idiomas, tuvo una educación le permitió aprender a hablar, además de portugués y español, inglés, italiano, francés y japonés.

Con tan sólo 19 años, en 1959, la joven se casó con João Gilberto —conocido como el padre de la bossa nova y de quien tomó su apellido. En 1963, durante una grabación de su esposo en Estados Unidos, conoció al saxofonista Stan Getz, que justamente estaba buscando una voz femenina para la canción “Girl from Ipanema” y, después de pensarlo mucho, aceptó participar en el sencillo sin imaginarse que iba a convertirse en un gran éxito internacional, que no sólo posicionó a Astrud Gilberto como una estrella, sino que también lanzó la bossa nova al panorama estadounidense, donde se popularizó.

Astrud Gilberto se convirtió en la reina de la bossa nova, con una canción que era especial no sólo por su voz, sino también porque reunía a Stan Getz con Antonio Carlos Jobim, ambos padres del género, con el ya mencionado João Gilberto. “La chica de Ipanema” ganó cuatro premios Grammy, estuvo al rededor de 100 semanas en las listas de álbumes en Billboard y, como si fuera poco, fue escogida para hacer parte de la banda sonora de numerosas películas y shows de televisión, incluyendo “Los Simpsons”. Lastimosamente, a pesar de todo el éxito, Astrud no apareció en los créditos del disco original, por lo que apenas recibió dinero por la canción y tampoco estuvo en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río, que tuvieron lugar en el año 2016, cuando dicho tema fue interpretado.

Después de “La chica de Ipanema”, Astrud Gilberto también prestó su voz para interpretar otro de los temas más importantes del álbum que sacaron Getz y Gilberto y fueron esas dos apariciones las que le dieron pie al inicio de su carrera como solista, que se lanzó al año siguiente cuando grabó un disco junto a Getz. Durante su trayectoria musical, la cantante grabó varios álbumes en solitario, dentro de los que resaltan “The sadow of your smile”, “Look to the rainbow” y “Beach Samba”, entre otros. Adicionalmente, ganó numerosos premios y su repertorio llegó a contener bossa nova, música popular brasileña y Jazz.

En 1964, después de haber tenido a su único hijo, la cantante se divorció de Gilberto y, en ese mismo año, realizó una gira por Estados Unidos, acompañada de Getz, que la terminó de consolidar como la gran leyenda de la bossa nova. En el año 1996, su reconocimiento era tal que llegó a colaborar con George Michael, quien la eligió para que estuviera en su disco “Red Hot + Rio”. Astrud Gilberto se retiró oficialmente del mundo de la música en el 2022.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas