Avión venezolano retenido en Argentina será decomisado por Estados Unidos

Modelo del avión venezolano retenido en Argentina. Fotografía: Sebastián Borsero/AP/Archivo

En junio del año pasado, un avión de la aerolínea venezolana Emtrasur fue retenido en Buenos Aires. Dos meses después, Argentina aceptó el pedido de incautación que le hizo Estados Unidos, permitiendo así que la aeronave, modelo Boeign 747, quedara bajo el control del juez federal Federico Villega y su par del Distrito de Columbia, Michael Harvey. Ahora, después de once meses, se confirmó que el vehículo aéreo ya se encuentra a disposición de la justicia estadounidense para ser decomisado por completo. Según informes oficiales, un juez otorgó todos los derechos de la aeronave a Estados Unidos luego de que la empresa venezolana no presentara documentación para reclamar el Boeing 747 durante el tiempo que le otorgaba la ley.

El caso

Lo que se investigó fue una presunta violación a las leyes de control de exportaciones que aplica la Casa Blanca a países que son considerados sospechosos de terrorismo. El avión primero perteneció a la aerolínea Mahan Air, que no estaba habilitada para venderlo, pues se encuentra bajo sanción estadounidense desde el año 2008. Adicionalmente, Emtrasur tampoco tenía la posibilidad legal de adquirirlo sin autorización. Después de la incautación judicial, agentes del FBI se presentaron en el aeropuerto de Buenos Aires para inspeccionar la aeronave, mientras que se autorizaba también que se quedara en manos del Servicio de Alguaciles de EE.UU. para que este pudiera coordinar la custodia y el mantenimiento del vehículo aéreo. También se abrió una investigación a todos los tripulantes —cinco iraníes y catorce venezolanos— por supuestos vínculos con terroristas. El desdoblamiento del trámite dejó sin capacidad de apelación a Venezuela.

El expediente principal debía determinar si el objetivo de algunos miembros de la tripulación era diferente al que comunicaron en el plan de viaje. Una denuncia de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) puso el ojo sobre los iraníes a bordo, pues su presencia inquietó a la comunidad judía del país, quienes querían saber si algunos de los señalados tenían vínculos con los imputados por el atentado a la sede AMIA en Buenos Aires, ocurrido en 1994. Al final, todos los ocupantes fueron liberados, pues no se encontró el material probatorio suficiente para procesarlos.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas