Mucho calor: el martes 4 de julio fue el día más caluroso registrado en el mundo

Feeling hot, hot, hot. Imagen: Getty Images

En el mundo está haciendo mucho calor. El martes 4 de julio fue el día más caluroso jamás registrado en la historia mundial. Según el Centro Nacional de Predicción Ambiental de los Estados Unidos, ese récord se rompió, por primera vez en mucho tiempo, justo el día anterior, por lo que en una sola semana se reportaron temperaturas preocupantemente altas y nunca antes vistas.

Así las cosas, la temperatura promedio del mundo alcanzó los 17,01 grados Celsius. El máximo anterior fue de 16,92 y se reportó en el año 2016. Este verano, las autoridades de la India reportaron un aumento significativo en las muertes producidas por calor, pues en muchos lugares del país la temperatura, junto a la sensación térmica, superaron los 40 °C.

La Organización Meteorológica mundial advirtió que el fenómeno del niño, combinado con los efectos del calentamiento global antropogénico, conducirá a más temperaturas récord en los siguientes días. En ese sentido, este mes de julio probablemente se convierta en el más caluroso de la historia.

Olas de calor

Según un informe de la Met Office, en junio el Reino Unido estuvo experimentando las temperaturas más altas de su historia. Algunos lugares de China reportaron que hace bastantes días se encuentran experimentando una ola de calor con días que superan los 35 °C. Asimismo, el norte de África se encuentra en crisis climática porque el calor que se está experimentando está cercano a los 50 °C. Incluso en la Antártida, donde están en invierno, la temperatura que se registra es anormalmente alta. Según expertos del Instituto para la Reducción de Riesgos y Desastres del University College London, si el calor sigue aumentando, también aumentarán las muertes relacionadas.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas