Cerro Bravo: suspensión del servicio de gas en el sur del país por fuerte aumento de temperatura

El Cerro Bravo está, efectivamente, bien bravo. Fotografía: Blu Radio

La Transportadora de Gas Internacional (TGI) detectó un aumento significativo de la temperatura —superior a los 600 °C— y la presencia de roca incandescente en el gasoducto Mariquita – Cali, que atraviesa Cerro Bravo. Además, en redes circuló un video donde reportan gases saliendo del suelo y un destello rojizo en la tierra, lo que llevó a que habitantes lo relacionaran con el Nevado del Ruiz y su actividad volcánica reciente.

Dada la situación, el Servicio Geológico Colombiano (SGC) hizo análisis y estudios de terreno por los gases liberados en las laderas de Cerro Bravo, donde descartó que estos hechos tuvieran origen volcánico. Aun así, como medida preventiva, decidieron aislar el tramo expuesto al riesgo. Por ello, desde el 20 de mayo, el servicio de gas ha presentado escasez en varios departamentos cercanos.

¿Qué está sucediendo en Cerro Bravo?

Los resultados de los análisis sí registraron temperaturas elevadas en el suelo, aunque no se encontró relación entre estas temperaturas y la actividad volcánica en el Nevado del Ruiz, el cual se encuentra a 22 km de la zona. De hecho, se revelaron concentraciones de gas metano comparativamente más altas que las de la zona volcánica, así como la ausencia de los gases usuales en este tipo de escenarios, entre ellos el dióxido de azufre (SO2).

Se confirmó también que los gases y vapores emanados por la tierra son superficiales y localizados y, por ende, no provenientes de los volcanes. Asimismo, luego del monitoreo volcánico a Cerro Bravo, se informó que este se encuentra estable. El SGC sugirió que el origen de los gases podría ser natural o estar relacionado con actividades humanas, por lo que otras entidades especializadas deberían realizar investigaciones adicionales.

Respecto al color rojizo presente en las rocas, el SGC afirmó que depende de los materiales que se están quemando y la temperatura alcanzada, pero no indica la presencia de un posible cuerpo de magma cerca de la superficie.

¿Y entonces? 

El Gobierno decidió hacer uso de tubería flexible, que permitirá abastecer con gas la zona afectada por un término de nueve días mientras las condiciones externas lo permitan. Para esto, la TGI aseguró que cuenta con un contratista especializado que desarrollará la obra. Mientras tanto, los ministerios de Transporte y de Minas y Energía movilizarán vehículos cisterna para transportar gas licuado del petróleo (GLP) y gas natural comprimido (GNC) buscando garantizar el suministro a las poblaciones de los departamentos del Cauca y Nariño.

Desde ayer, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres quedó a cargo de realizar más investigaciones. Para ello, instalaron un Puesto de Mando Unificado en coordinación con entidades territoriales, el Ministerio de Ambiente y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

Declaratoria de emergencia

A pesar de las conclusiones alcanzadas por el SGC y otras organizaciones encargadas de monitorear la zona, las autoridades de Caldas y Tolima han expresado la necesidad de una declaratoria de emergencia. Esto, con el fin de llevar a cabo estudios avanzados que permitan determinar la verdadera causa de las anomalías en la zona y las acciones que se deben tomar al respecto.

Asimismo, el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, aseguró que es necesario establecer protocolos de información y acción para los habitantes de la zona.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas