Corte Internacional de Justicia falla a favor de Colombia en disputa territorial con Nicaragua

Imagen ilustrativa: Google Maps/AFP/Pixabay

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) falló este jueves 13 de julio en contra de Nicaragua, en el marco del litigio que mantenía con Colombia por la definición territorial del espacio marítimo que rodea el archipiélago de San Andrés y Providencia. La resolución pretende ponerle fin a un conflicto de años en el que se disputaba el tamaño de las plataformas continentales de los países y, en consecuencia, toda la actividad económica que se puede desarrollar en ellas.

El fallo de la CIJ

La CIJ falló en contra de Nicaragua, que había reclamado la extensión de su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con Colombia. Para tomar la decisión, el tribunal examinó el derecho internacional consuetudinario —que, en pocas palabras, es la normativa relativa a la costumbre o tradición de los estados, que termina siendo aceptada como derecho—, con el objetivo de establecer si efectivamente existían criterios que determinen el límite de la prolongación dentro del mar del territorio continental de un país. Tras una votación de 13 contra 4, Joan Donogue, presidenta de la Corte de la Haya, concluyó que: “Nicaragua no tiene derecho a una línea extendida dentro de las 200 millas de la línea base de Colombia. Dentro de la línea base de las millas náuticas de San Andrés y Providencia, Nicaragua no tiene derechos a una plataforma extendida”.

Asimismo, por una votación de 12 a 4, se rechazó otra solicitud nicaragüense por el dominio de los derechos marítimos de Serranilla y Bajo Nuevo, dos islas que se encuentran en el norte del archipiélago de San Andrés. Para este caso se determinó que también pertenecen a Colombia.

Antecedente de la sentencia

En el año 2012 la CIJ ya había emitido un fallo en el que se reconocía la soberanía colombiana sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. A pesar de eso, en la misma sentencia se había determinado una ampliación de la extensión de las aguas de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la frontera en el Caribe. Como en ese entonces Colombia se negó a acatar la decisión de la Corte denunciando, entre otras cosas, el pacto de Bogotá —en el que el país se reconocía bajo la jurisdicción de la CIJ—, el Gobierno nicaragüense decidió volver a demandar al colombiano, empezando así el nuevo litigio, con condiciones diferentes, que terminó perdiendo.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas