Convite Cuna Carranguera de Tinjacá, Boyacá: la fiesta del género regional más joven de Colombia

Imagen oficial del Festival Convite Cuna Carranguera 2023.

El Convite Cuna Carranguera es un festival de música campesina especializado en la carranga que existe hace quince años, cuando Eduardo Villareal lo fundó en alianza con el apoyo y consejo del maestro Jorge Velosa, máximo exponente de dicha música. Asistimos a la edición de este año colaborar con El Enemigo, medio aliado e independiente enfocado en el cubrimiento de la música local y regional. Mientras preparamos el vlog sobre nuestra visita a Tinjacá, Boyacá, queremos hacerles una especie de “trailer escrito”: provocarlos a través de algunas ideas que pensamos a raíz del evento.

El carrangueo de Velosa

Jorge Velosa es un rockstar en Boyacá. No en el sentido de que tenga la actitud, sino de que el cariño de la gente llega a ser abrumador incluso sin ser un artista embebido en las dinámicas de redes sociales. Tan es así que aunque pudimos pedirle un autógrafo y saludarlo, preferimos no insistir en una entrevista por la reticencia que le tiene a las cámaras y el cansancio que se veía en su faz luego de unas horas de charla, firma de autógrafos y recepción de regalos de fieles admiradores. Mientras entrevistábamos al fundador del evento, en un lugar de la plaza que sin saberlo era el carro del maestro, fuimos interrumpidos por unas quince personas que lo siguieron e intentaron interceptar de camino a su auto.

Aunque por ello es la gran voz ausente del material de archivo que conseguimos, la anécdota nos es útil para hablar del hecho que describe nuestro colaborador, Juan Antonio Carulla, en la introducción: la carranga es uno de los pocos géneros del mundo en los que se puede trazar una persona como nodo originario principal y en los que, a pesar de ser música tradicional, hay tan breve historia.

El contraste con el Petronio Álvarez, que ocurrió en Cali al tiempo, lo ilustra. En la programación e historia de este último se hace evidente que la música tradicional afrocolombiana tiene una tradición oral y una larga data de grabaciones y exponentes, como el hombre cuyo nombre alumbra el evento. En cambio, el evento que visitamos no congrega masas porque ni siquiera corresponde a un sonido que cubra todo el departamento, sino que trata de un fenómeno social deliberado como esfuerzo para preservar en la historia y revolucionar la música de las montañas boyacenses.

Pero lo que no sabe la gente es cómo esa historia se sigue escribiendo justamente por vía de esa juventud. Hay trazos de ella en los trabajos de Edson Velandia, claro, y artistas como Rolling Ruanas o Carrangomelos han explorado con sus intersecciones con otros sonidos. También es un género en manos de niños y jóvenes —muy jóvenes— del país. Es música que suena a los abuelos de muchos pero también a una afirmación clave en tiempos de crisis climática y necesidad de mirar hacia la tierra y su protección: que el campo no es solo pasado y presente, sino también posibilidad de futuro.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas