Cumbre de los BRICS: aumentan expansión para hacer contrapeso a Occidente

Presidentes del grupo de los Brics en la cumbre en Johannesburgo: El Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el Presidente de China, Xi Jinping, el Presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, el Primer Ministro de la India, Narendra Modi, y el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.
Fotografía: Gianluigi Guercia/Reuters

Los presidentes de los países del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), reunidos en Johannesburgo, tomaron la decisión de aceptar nuevos miembros como mecanismo para abogar más por los intereses del Sur Global y hacerle contrapeso a las potencias occidentales.

¿Qué es el grupo de los BRICS?

Los BRICS son una asociación de países grandes y en desarrollo que se unieron para hablar sobre temas económicos y políticos importantes, como comercio, inversión y cooperación entre ellos. Desde 2009, han ido formando un bloque geopolítico cada vez más cohesionado. Las relaciones entre los BRICS se basan principalmente en la no-injerencia, la igualdad y el beneficio mutuo.

La Cumbre

Los BRICS quieren usar esta cumbre para tratar de posicionarse mejor en el escenario internacional. Sin embargo, sus relaciones son complicadas. Putin no viajó Sudáfrica porque podría ser arrestado por presuntos crímenes de guerra. Rusia y China tienen relaciones antagónicas con Estados Unidos y Europa, mientras India y Brasil históricamente han sido aliados de Washington. De hecho, Lula estuvo en desacuerdo con que se plantara la rivalidad con EE. UU. y el G7 como un objetivo del grupo. Adicionalmente, India y China tienen un conflicto fronterizo vigente.

Pese a las diferencias, ayer se anunció que el grupo aprobó la expansión del grupo y que cuando finalice la cumbre publicarán los lineamientos y principios para considerar la adhesión de nuevos miembros. Unos cuarenta países habría expresado interés en unirse al grupo. Se trata de un conjunto variopinto que incluye a Arabia, Argentina, Cuba, Irán y Kazajistán, cuya motivación común parece ser el interés de participar en un foro internacional alternativo y no dominado por Occidente

No solo es retórica, hay billete

La cumbre busca también impulsar su Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) como alternativa de crédito para los países en desarrollo. El banco, dirigido por la expresidente brasilera Dilma Rousseff, tiene planes para reducir la dependencia en el dólar y las condiciones de créditos en dicha moneda.

En una entrevista con el Financial Times, Rousseff señaló que el NBD planea prestar entre 8 y 10 mil millones de dólares este año, de los cuales el 30% será en monedas locales. Así, prestarían en rand en Sudáfrica, en reales en Brasil o en rupias en India. El banco ya presta en renminbi —moneda china.

Sobre este tema, Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones, ha advertido que el Occidente corre el riesgo de perder la confianza de los países del Sur global y subrayó la necesidad de aumentar significativamente los préstamos a países en desarrollo que ahora encuentran en el banco de los BRICS una alternativa a las instituciones tradicionales occidentales.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas