Cumbre G77+China: un llamado por mayor equidad y cooperación

Ganas 1000 puntos si logras identificar más de 30 banderas. Fotografía: Adalberto Roque/AFP

En la reciente cumbre del grupo G77+China, llevada a cabo en Cuba, se reunieron representantes y líderes de países en desarrollo con el objetivo principal de abordar la brecha tecnológica y científica existente entre las naciones ricas y pobres. Este encuentro busca forjar el camino hacia un desarrollo sostenible y equitativo en un mundo progresivamente digitalizado.

¿Qué es el G77?

Fundado en 1964, el G77 es una coalición dentro de la ONU que agrupa a países en vías de desarrollo con el objetivo de promover sus intereses económicos colectivos y potenciar su fuerza negociadora. Aunque China no es miembro oficial, colabora estrechamente con el grupo respaldando sus iniciativas. Hoy, el bloque cuenta con 134 miembros que buscan hacer oír su voz en el escenario global. 

Durante el encuentro, se establecieron varias áreas clave de compromiso, según informó France 24:

Cambio del orden económico: los países del sur urgieron una revisión de las “reglas del juego” económicas internacionales, abogando por una mayor inclusión y cooperación, así como una representación más equitativa en los órganos decisivos mundiales. El anfitrión de la cumbre y presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, destacó el intercambio desigual y la necesidad de acceder a avances en ciencia y tecnología.

Cooperación Sur-sur: se enfatizó la necesidad de impulsar la colaboración entre los países del sur, poniendo en la agenda el debate sobre ciencia, tecnología e innovación. Se promovió la unidad respetando las diferencias entre los miembros.

Sanciones internacionales: el comunicado final exhortó a eliminar las sanciones unilaterales contra los países en desarrollo, una declaración interpretada como una referencia al bloqueo a Cuba y otras naciones.

Crisis climática: los participantes expresaron su preocupación por la falta de progreso en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos para 2030. Se hizo hincapié en la necesidad de fomentar estrategias de innovación y tecnología para mitigar los efectos del cambio climático. Además, se propuso la idea de cambiar deuda externa por compromisos climáticos, un tema que ha sido impulsado por Gustavo Petro. Por su parte, Lula, presidente de Brasil, enfatizó las oportunidades que presenta una transición energética justa, la cual permitiría avanzar hacia un futuro con aire más limpio y mejores condiciones de vida.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas