El calentamiento global es el pasado: estamos enfrentando la ebullición global

Imagen: Marcus Millo/Getty Images

António Guterres, secretario general de la ONU, se pronunció respecto a la situación climática mundial y su alcance del punto crítico al que se refiere como “ebullición global”. Guterres señaló que el aire es irrespirable y el nivel de ganancia de los combustibles fósiles y la inacción climática es inaceptable. Pero hablemos en términos más concretos.

Incendios, sequías y olas de calor

Julio fue registrado como el mes más caluroso en los últimos cien mil años, con temperaturas que alcanzan los 47 °C en algunos países del norte global y un aumento de la temperatura promedio mundial que llega a los 17,08 °C. Esta situación está causando estragos en todo el mundo: desde la declaratoria de emergencia hídrica en Uruguay a finales de mes hasta incendios masivos en Argelia, Grecia, Italia y Túnez. 

¿A qué se refieren con ebullición global?

El calentamiento global es causado por la acumulación de gases de efecto invernadero. Estos atrapan los rayos solares en la atmósfera provocando un aumento gradual de la temperatura promedio de la Tierra. El término “ebullición global” podría aludir al empeoramiento de los fenómenos meteorológicos, llevándolos a extremos y límites críticos. Este fenómeno científico tiene implicaciones significativas para los ecosistemas, la biodiversidad, los océanos y la humanidad, generando desafíos en la seguridad alimentaria, la salud y la infraestructura, y destacando la urgencia de tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático.

De hecho, Guterres hizo advertencias sobre el peligro que enfrenta la humanidad. Instó a los líderes a tomar medidas urgentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar las peores consecuencias. 

Promesas incumplidas

Algunos países prometieron, bajo el acuerdo de París, otorgar cien mil millones de dólares anuales a países en vías de desarrollo para enfrentar el cambio climático. Esperaban resultados para 2020, pero esta promesa no se cumplió. Al respecto, Guterres instó al G20 a establecer nuevas metas de reducción de emisiones de carbono y enfatizó la necesidad de planes creíbles para que los países de la OCDE abandonen el carbón en 2030 para que el resto del mundo lo haga, por tarde, en 2040. Además, sugirió medidas de adaptación como construcción de barreras contra inundaciones y ciudades resilientes al calor extremo.

El secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taala plantea que la lucha contra el cambio climático no es una opción, sino una responsabilidad ineludible. Aunque la situación actual parece desafiante y sus efectos devastadores, Guterres enfatiza que aún podemos evitar lo peor. La clave es enfrentar este año de calor extremo y transformar los que vienen en acción decidida.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas