Elección en Guatemala: un resultado inesperado 

¡Ay, no! ¿Pero quién le metió el dedo al postre de fresas? Fotografía: AP

En contra de todos los pronósticos y los esfuerzos por alterar el curso de la campaña electoral en su contra, Bernardo Arévalo fue elegido presidente en Guatemala. Logró la victoria con un 58% de los votos frente al 37% que obtuvo Sandra Torres, tres veces candidata presidencial y ex primera dama.

No solo hubo denuncias de múltiples irregularidades y fraude en la primera vuelta, sino que hubo un esfuerzo institucional por impedir que Arévalo pudiera participar en la segunda vuelta. La fiscalía de Guatemala intentó, sin éxito, suspender su partido, algo que se consideró como una movida política para sacarlo del camino. Sin embargo, la movida produjo el resultado contrario y terminó aumentando su popularidad y logrando apoyos de todo el espectro político.

Arévalo es hijo Juan José Arévalo, quien fue el primer presidente electo del país. Arévalo padre tuvo que huir del país tras el golpe militar de 1954, el cual contó con apoyo de la CIA. Con una plataforma progresista, centró su campaña en la lucha contra la corrupción de su país. De hecho, su partido, el Movimiento Semilla, surgió en 2015 tras las protestas que llevaron a la renuncia del entonces presidente Otto Pérez Molina, que a la postre fue condenado por casos de corrupción.

La insospechada victoria de Arévalo marca una diferencia en la región al inclinarse a favor de la democracia. Al igual que El Salvador y Nicaragua, en Guatemala se venía experimentando un fuerte retroceso democrático. El principal llamado para Arévalo es intentar revertir la tendencia y fortalecer las instituciones de su país.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas