Gobierno decreta emergencia hídrica en Uruguay

Vista del embalse de Canelón Grande, en el sur de Uruguay, afectado gravemente por la sequía el 14 de marzo de 2023.
Embalse Canelón Grande, Uruguay. Fotografía: AFP

Una prolongada sequía de más de siete meses, y la peor que se ha registrado en más de 74 años en Uruguay, llevó al presidente Luis Lacalle Pou a decretar una emergencia hídrica.

Los niveles de la Represa de Paso Severino, que abastece a Montevideo, ciudad en la que vive el 60% de la población del país, llegaron a sus mínimos históricos y solo cuenta con un 5% de su capacidad.
Ante la escasez, la empresa estatal Obras Sanitarias del Estado decidió complementar el agua dulce del río Santa Lucía (principal fuente de la represa) con agua del estuario del Río de la Plata, que recibe agua salada del mar. Por esta razón, el agua que llega por las tuberías ahora contiene un nivel alto de sodio, cloruros y trihalomentanos —un subproducto del tratamiento de aguas saladas.

Agua hay, pero no muy potable

Lacalle Pou aseguró que no se suspenderá el servicio de agua, “pero lo que puede pasar es que haya agua de peor calidad”. Por esto, se advirtió a las personas hipertensas, con insuficiencia cardíaca o renal, a limitar su consumo del agua de la llave.

Igualmente, como parte de las medidas de la declaratoria de emergencia hídrica, el gobierno anunció la suspensión del impuesto al agua embotellada, la priorización del suministro para hospitales, guarderías, hogares de adultos mayores. También, se garantizará un mínimo de dos litros de agua diarios para las personas vulnerables en los programas del Ministerio de Desarrollo Social.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas