La propuesta de Grimes para repensar la relación entre IA y música

Lo que no sabíamos de este atuendo de Grimes en la MET Gala es que la espada era para luchar por el buen uso de la inteligencia artificial. Fotografía: Getty Images

Ay, Grimes. Si la inteligencia artificial (IA) tuvo su enésima polémica del año la semana pasada por la canción “Heart On My Sleeve”, ahora tuvo la enésima + 1.

¿Qué es “Heart On My Sleeve”?

A primer vistazo era el nuevo hit del momento, en las voces y estilos de Drake y The Weeknd, con todo y la etiqueta sonora que usa el famoso productor de trap Metro Boomin’. Pero ninguno de ellos participó, sino que fue creada con una IA y publicada por el usuario Ghostwriter977. El único comentario que dejó el usuario era: “Fui un ghostwriter por años, no me pagaron casi nada y los grandes sellos generaban ganancias. El futuro es ahora”.

La canción aún se puede escuchar en algunos videos de cuentas aleatorias de YouTube, que aparecen cada tanto después de que se borre la anterior.

¿Qué tiene que ver Grimes?

Si no conocen a Grimes como la cantante y productora de pop futurista que es, quizás han escuchado de ella por ser una innovadora artista visual que usa IA para sus conciertos o una devota activista feminista interesada en la ciencia ficción y la filosofía en torno a la tecnología. Bueno, y de pronto porque estuvo casada con Elon Musk y tienen hijos de nombres impronunciables juntos.

Hace unos días, respondió en su Twitter personal a un artículo respecto a la polémica de “Heart On My Sleeve” diciendo que ella repartiría el 50% de las regalías con la persona que crearan una canción exitosa que usara su voz y estilo. También afirmó que es el mismo trato que le da a sus colaboradores. Poco después, la artista tuvo que agregar una petición para que sus fans no usaran apología Nazi, incitación a la violencia, etc.

Ese es el corazón del problema a nivel de política y seguridad: la voz es una impronta única de cada ser humano. Pero, en el arte, la voz es otro instrumento, en el mismo sentido que las letras pueden ser instrumentales a una canción. ¿O no, Nick Cave? ¿Qué diría Walter Benjamin?

Trajimos el caso a colación para proponerles cinco preguntas. Amaríamos si pueden ir a nuestras redes sociales para compartirnos sus conclusiones.

  1. ¿Puede la IA convertirse en una técnica artística legitimada, como es el caso del sampleo —nombre que se le da a la reutilización de fragmentos musicales para nuevas composiciones— hoy en día?
  2. Pensando en el mensaje de Ghostwriter977, ¿creen que la IA sirva como vía de protesta para deconstruir la idea de las “grandes estrellas”, pensadas como indispensables, y redistribuir el reconocimiento al resto de aportantes a una obra?
  3. ¿Creen que el desarrollo de la IA terminará cambiando la tendencia del mundo globalizado a homogeneizar el arte y consumirlo de maneras homogéneas? O, por el contrario, ¿creen que las fomente?
  4. Aparte de las redes y la voluntad de cada artista para nombrar algo como suyo o negarlo, ¿qué nos garantiza que los hits del presente y el futuro no son o están siendo creados por IA en vez de nuestros artistas favoritos?
  5. Las canciones que surjan del proyecto de Grimes, ¿son más suyas que de quienes diseñaron el protocolo para la IA que las hizo?

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas