Importante acercamiento entre Japón y Corea

Presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, y el primer ministro japonés, Fumio Kishida. Fotografía: KYODO.

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, expresó compasión por el sufrimiento de los coreanos que fueron condenados a trabajos forzosos durante el gobierno colonial japonés entre 1910 y 1945. Las declaraciones se dieron en el marco de la segunda cumbre realizada entre Kishida y Yoon Suk-yeol, presidente de Corea del Sur, encuentro en el que también se prometieron superar enemistades históricas, mientras encaran desafíos y preocupaciones comunes, tales como el programa nuclear de Corea del Norte.

A lo largo de este año, Yoon ha sido fuertemente criticado por su país debido a que, para algunos, he hecho demasiadas concesiones a Japón sin obtener algo a cambio. En ese sentido, aunque alentadora, la declaración de Kishida se ha visto como un posible resultado a la presión.

El problema y la solución

Las cumbres tienen el objetivo principal de resolver las graves disputas que surgieron entre los países después de los fallos judiciales del año 2018, en Corea del Sur, en los que se le ordenó una compensación económica a dos empresas japonesas, para que pagaran a algunos de sus antiguos empleados coreanos por el trabajo forzoso del que fueron víctimas en la era colonial. Desde ese entonces Japón se negó a acatar los veredictos, bajo la premisa de que esos problemas compensatorios ya fueron resueltos en 1965, cuando los países ‘normalizaron’ sus relaciones.

Así las cosas, los países empezaron a degradar el estatus comercial de cada uno y sus lazos tensos obstaculizaron, incluso, los esfuerzos estadounidenses para construir una alianza regional fuerte y próspera, que contara con herramientas para enfrentar la creciente influencia china, junto a las amenazas nucleares de Corea del Norte. No obstante, en marzo el gobierno conservador de Yoon dio un paso importante para reparar la relación, anunciando que Corea del Sur usaría fondos para compensar a las víctimas sin exigir ninguna contribución de Japón. Semanas después, el mandatario viajó a Tokio con el objetivo de reunirse con Kishida y allí ambos acordaron reanudar los encuentros y las conversaciones. Desde ese entonces, ambos gobiernos han tomado medidas para retirar sus represalias económicas.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas