La reforma judicial en Israel debilitaría los poderes de la Corte Suprema

Manifestantes contra la reforma en Jerusalén. Fotografía: EFE.
Manifestantes contra la reforma en Jerusalén. Fotografía: EFE.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, junto con la coalición de extrema derecha, están impulsando una reforma que debilitaría el sistema judicial y le concedería amplios poderes al ejecutivo. El primer ministro y la coalición gobernante, promulgan este proyecto, asegurando que la Corte Suprema estaría priorizando los derechos de las minorías sobre los intereses nacionales.

El contenido de la reforma

Resaltamos estos tres puntos:

  1. Se cambia el comité de selección de jueces, permitiendo al gobierno dominar la composición y elegir a los magistrados del Supremo y del resto del sistema judicial con una mayoría simple.
  2. Se reducen las capacidades de la Corte Suprema para revisar leyes aprobadas por el Knesset, ya que no podría invalidar las “leyes básicas” y solo podría impugnar leyes regulares si contradicen un derecho consagrado en una de las leyes básicas con el apoyo de 12 de los 15 jueces.
  3. Se pretende implementar la “cláusula de anulación” que le permitiría al parlamento volver a presentar leyes anuladas por la Corte si se tiene el apoyo de al menos 61 miembros.

El jueves pasado se aprobó el primer proyecto de la reforma, el cual impide que Netanyahu sea recusado o declarado no apto para ejercer su cargo. Esto, al tiempo que tiene varios casos abiertos por fraude, soborno y abuso de confianza.

Crisis política y descontento

El sábado pasado, el ministro de Defensa, Yoav Gallant, criticó el proyecto y sugirió que debía archivarse porque podría amenazar la seguridad de Israel. La respuesta de Netanyahu fue contundente y despidió a Gallant. No obstante, otros tres ministros del partido Likud —mismo partido de Netanyahu— se pronunciaron en la mañana de hoy para señalar que la reforma debería detenerse.

La oposición también ha lanzado sus críticas, asegurando que la reforma fue presentada de forma apresurada y estaría hecha para favorecer al primer ministro. Por su parte, la población israelí ha mostrado su descontento sumergiendo al país en más de tres meses de fuertes manifestaciones, asegurando que el proyecto es antidemocrático. Netanyahu ya afirmó que se mantendría firme en sacar adelante la reforma judicial.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas