Macron en China: la búsqueda de un camino común de paz en Ucrania

Grulla y Po Macron y Xi estrechan su amistad. Fotografía: Gonzalo Fuentes/Reuters

Emmanuel Macron, presidente francés, viajó a China para reunirse con su homólogo Xi Jinping. Su objetivo principal fue intentar lograr que Pekín, desde la cercanía declarada que tiene con Moscú, endurezca sus opiniones y acciones respecto al accionar ruso para así, en palabras del mismo mandatario, alcanzar un camino de paz común en Ucrania.

En sus comentarios de apertura para las conversaciones en China, Macron aseguró que Rusia había puesto fin a las décadas de paz que gozaba Europa y que, en consecuencia, también estaba colgando de un hilo el clima de tranquilidad en el resto del mundo. En ese sentido, declaró que encontrar una paz duradera —y que respete todas las fronteras internacionalmente reconocidas— es un tema importante para Pekín, de la misma manera que para Francia y los otros países pertenecientes a la Unión Europea.

Como respuesta, Xi reclamó su derecho a mostrarse neutral en el conflicto, teniendo en mente siempre que eso no le impide enmarcarse como un agente de paz. En ese sentido, se negó a condenar explícitamente la invasión rusa, recordando los lazos económicos y diplomáticos que recientemente terminó de estrechar con Moscú.

A pesar de lo anterior, según las declaraciones a los medios que ha dado Macron, Xi también aseguró que China estaba lista para emitir un llamado conjunto con Francia, con miras a que la comunidad internacional “ejerza moderación” y evite tomar medidas que puedan causar que la crisis se vigorice. Adicionalmente, reiteró que Pekín tiene una posición clara e inamovible que rechaza el uso de armas nucleares, asegurando que tanto él como su homólogo chino creen en la importancia de tener en cuenta las “preocupaciones de seguridad legítimas de todas las partes que se encuentran en juego en la guerra”, frase que ha sido tomada como un guiño a los intereses rusos.

También hablaron de platica

A pesar de que la guerra fue el tema principal de la reunión, el viaje de Macron también tuvo un fuerte componente económico. De lo anterior se tiene seguridad, principalmente, porque el presidente de Francia viajó a China junto a más de 50 empresarios. En palabras del propio Xi, se espera que el encuentro pueda “inyectar un nuevo impulso” a las relaciones entre China y el resto de Europa.

Tan sólo un par de días después de la reunión con Macron, China anunció que empezaría con el lanzamiento de maniobras militares en el estrecho de Taiwán. Según un comunicado de las Fuerzas Armadas del país, el ejercicio —que inició el sábado y pretende durar tres días—, tiene el objetivo de ser una “preparación para el combate” y, a su vez, servir como advertencia para supuestas actividades y conspiraciones recientes que se han llevado a cabo con el objetivo de lograr la independencia de la isla.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas