Nicaragua continúa la represión a la oposición

Fotografía: Página Web de la UCA.

La Universidad Centroamericana de Nicaragua (UCA), reconocida institución educativa y bastión de libre pensamiento, fue acusada de “terrorismo” por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

En medio de un clima de represión, la dictadura inició un proceso judicial que resultó en la incautación de todos los activos de la universidad, incluyendo bienes muebles, inmuebles y recursos financieros. Este hecho marca una escalada en la serie de acciones emprendidas por las autoridades nicaragüenses en contra de la Iglesia Católica y figuras de oposición.

Ortega contra todo

Las directivas de la UCA, que atiende a 5 000 estudiantes, calificaron de infundada la acusación de terrorismo y la confiscación de bienes como un golpe a la academia en el país. La Universidad jugó un papel importante en las protestas de 2018 contra el régimen de Ortega, cuando brindó refugio a los estudiantes perseguidos y participó activamente en intentos de diálogo entre la oposición y el gobierno. La censura y persecución recientes contra la UCA representan un serio revés para la educación y el entorno democrático en el país centroamericano.

Sin embargo, esta nueva medida se trata de una jugada más en una estrategia del régimen de Ortega y Murillo dirigida a silenciar completamente cualquier voz opositora en el país. Ya son 26 las universidades privadas que pasaron a manos del Estado. A esto se suman la disolución de la Cruz Roja y la confrontación con la Iglesia Católica.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas