Protestas tumban gobierno de Sri Lanka

Derrocando al gobierno una brazada a la vez. Foto: BBC

Después de varios meses de crisis económica y política, este fin de semana miles de manifestantes salieron a las calles de Colombo, irrumpieron en edificios oficiales del gobierno esrilanqués y forzaron la dimisión del presidente Gotabaya Rajapaksa. Los manifestantes ingresaron a la residencia oficial de Rajapaksa, recorrieron sus suntuosos salones, esculcaron las pertenencias del presidente y saltaron a la piscina. Rajapaksa alcanzó a huir mientras la gente intentaba ingresar en la residencia y su paradero actual se desconoce. No obstante, el presidente anunció que renunciará a partir del próximo miércoles. Igualmente, los manifestantes prendieron fuego a la residencia del primer ministro, quien también anunció que está dispuesto a renunciar para dar paso a un gobierno de unidad.

La naturaleza de la crisis por la que protestan en Colombo

Sri Lanka ha enfrentado problemas en su balanza de pagos durante las últimas décadas. Actualmente, se estima que importa $3000 millones de dólares más de lo que exporta, por lo cual las divisas se han ido agotando. Este problema se ha tratado de resolver con endeudamiento, turismo y remesas. Sin embargo, la crisis se agudizó por el mal manejo fiscal y errores de política de Rajapaksa, como una reforma tributaria que redujo impuestos y una fracasada política agrícola. La crisis fiscal del gobierno esrilanqués hizo que las agencias rebajaran la calificación crediticia del país en abril pasado señalando que el impago de la deuda era inminente.

La crisis de las divisas hizo imposible que el gobierno pudiera pagar importaciones esenciales como alimentos, combustibles y medicinas, bienes que desaparecieron del mercado o tuvieron que ser fuertemente racionados. Por este motivo en Colombo se encuentran fuera de control.

¿Qué sigue?

En primer lugar, Sri Lanka debe resolver la crisis política y establecer un nuevo gobierno. Esto es un problema porque no está claro que el parlamento pueda elegir a un nuevo primer ministro que cuente con un respaldo mayoritario y apacigüe a la ciudadanía. En segundo lugar, es imperativo asegurar un crédito con la cooperación internacional para resolver la falta de divisas. Actualmente, el país está en negociaciones con el FMI, pero para continuarlas es necesario contar con un gobierno funcional.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas