Sequía en Somalia dejó saldo trágico de 43.000 muertes

Restos de animales en que sucumbieron por la sequía en Somalia. EFE/EPA/Dai Kurokawa

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud y la Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia, reportó que durante la sequía que azotó Somalia en el año 2022 habrían muerto hasta 43.000 personas. Según el documento, al menos la mitad de ese número corresponde a la muerte de niños menores de 5 años.

Somalia y sus vecinos —Etiopía y Kenia— están enfrentando una situación difícil debido a la sexta temporada de lluvias consecutivas que han fallado, lo que agrava la crisis de hambruna que ya enfrentaban. Además, esta situación se ve agravada por el aumento de los precios globales de los alimentos por cuenta de la guerra en Ucrania. A pesar de que en enero de este año la ONU aseguró que ya no pronosticaban una declaración formal de hambruna para el país, la situación que está atravesando la comunidad sí es “extremadamente crítica“, pues la región cuenta con más de 6 millones de personas que no pueden suplir sus necesidades básicas de alimentación.

El reporte también informó que las cifras de mortandad son superiores a las que se registraron en la anterior sequía vivida por Somalia, en los años 2017 y 2018. Según el estudio, la mortalidad en el país aumentó de 0,33 a 0,38 muertes diarias por cada 10.000 personas el año pasado, una tasa que tiene probabilidades de subir hasta 0,42 a mediados del 2023. Hasta ahora, la ONU ha solicitado a la comunidad internacional 2.600 millones de dólares para asistir a la región, esperando poder ayudar a 7,6 millones de personas.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas