Terremoto en Marruecos: más de trescientos mil afectados; dos mil de ellos son víctimas fatales

Fotografía: Fadel Senna/AFP

Un devastador terremoto en Marruecos sacudió al país en la madrugada del sábado; el más fuerte en los últimos 120 años. El terremoto de magnitud 6,8 sacudió la región del Alto Atlas, cerca de Marrakech, dejando, hasta el momento, un trágico saldo de al menos dos mil personas fallecidas, una cifra que se teme siga en aumento. También hay más de dos mil heridos, la mayoría de ellos en estado crítico.

El ministerio del Interior marroquí reportó que Marrakech y cinco provincias cercanas al epicentro han sido las más afectadas. Mientras tanto, los equipos de rescate intentan llegar a las áreas remotas, aún incomunicadas y seriamente golpeadas, enfrentándose a carreteras bloqueadas por derrumbes y escombros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 300 000 personas han sido afectadas por el desastre, presagiando que el camino hacia la recuperación será largo y arduo.

¿Por qué tan devastador?

El terremoto dejó al descubierto la fragilidad de muchas edificaciones en la región afectada. Los expertos señalan cuatro razones principales por las cuales el terremoto fue devastador. Primero,  gran parte de las construcciones cercanas al epicentro eran casas de adobe y materiales tradicionales, erigidas sin la supervisión de arquitectos calificados. Segundo, pese a los esfuerzos gubernamentales por implementar estándares de construcción resistentes a los sismos en años recientes, usualmente se ignoran estas normativas para reducir los costos de construcción. Tercero, Marruecos está ubicado en una zona en la que la actividad sísmica es relativamente baja. Esto también influye no solo en que no se construyan edificios con normas sismorresistentes, sino en que la población no esté preparada. Por último, se destaca el hecho de que los terremotos nocturnos pueden tener tasas de mortalidad más altas, ya que la probabilidad de que las personas estén dentro de los edificios es más alta.

Críticas a la respuesta oficial

Mientras Marruecos llora a sus muertos, surgen críticas hacia el rey y la respuesta oficial ante la emergencia. Aparentemente, el rey Mohamed IV no estaba en el país durante el sismo —de hecho, se le acusa gobernar desde su residencia en Francia— fue cuestionado por su presunta lentitud en reaccionar a la crisis, lo que habría resultado en la pérdida de horas vitales en espera de aprobaciones palaciegas. “Nada se hace sin el visto bueno del palacio… tanto tiempo se perdió porque [el rey] no estaba físicamente allí”, le dijo a The Guardian Samia Errazzouki, experta en historia y política marroquí, enfatizando la ineficacia de un gobierno centralizado y autoritario en momentos donde cada segundo cuenta.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas