Terremotos: mitos y realidades sobre la prevención de riesgos

El terremoto de ayer dejó estas imágenes de dos edificios que se arruncharon y un intento de atentado arquitectónico tipo Bugs Bunny en el Congreso. Pero también la falta de información llevó al pánico y a resultados trágicos. Imagenes: Noticias RCN

Los terremotos no avisan. Tener claro en qué consejos sobre prevención de riesgos confiar y en cuáles no puede salvar vidas. Por eso, resaltamos algunos mitos a continuación y luego les contamos sobre algunas buenas prácticas de prevención.

Mitos

  • No siempre se debe evacuar cuanto antes. Una buena medida para saber si es buena idea intentar salir de un edificio durante un terremoto es la cantidad de pisos. Para una persona con buena movilidad, puede ser plausible intentar bajar hasta tres pisos cubriendo su cabeza a lo largo del trayecto. De lo contrario, es mejor buscar alternativas adentro durante el sismo y evacuar apenas termine, en anticipación de posibles réplicas.
  • Hacerse debajo de las mesas no es la solución: aunque muchas guías aún sugieren las mesas como protección ante escombros que puedan caer por efecto del temblor, no es lo más recomendable porque no hay garantías de que su resistencia sea suficiente para el peso de los elementos que puedan caer del techo. Usarlas como protección puede causar que quedes atrapado. Si es la única opción de protección, no sobra que además cubras cabeza y nuca estando debajo.
  • Las mascotas no pueden predecir o anticiparse los terremotos.
  • Varios terremotos seguidos no implican que vendrá un terremoto mayor. En general, es imposible predecir un terremoto o los intervalos entre diferentes actividades telúricas. La única tendencia comprobada que suelen tener es la aparición de réplicas hasta por una semana.
  • No es cierto que esté temblando más que en otros periodos históricos: Los sistemas de detección de réplicas y las redes sociales han creado esa sensación, pero los datos indican que no hay un aumento substancial respecto a pasados registros anuales.
  • Tampoco es verdad que la crisis climática afecte de alguna forma.

Buenas prácticas

  • Les dejamos una guía de preparación de botiquín.
  • Ten cerca a la puerta de tu casa un abrigo y unos zapatos fáciles de poner.
  • Identifica o pregunta cuáles son las columnas de tu edificio. Si vives en pisos altos, es recomendable que tu reacción durante un sismo sea hacerse cerca a ellos, en posición fetal y cubriendo nuca y cabeza. Esto porque son los lugares donde más probablemente se formen “triángulos de la vida”. Si no los has identificado ubícate en la misma posición cerca al mueble más pesado y alto que tengas. Evacúa solo cuando el sismo termine y cubriendo tu cabeza para evitar que te caigan cosas encima.
  • Nunca intentes evacuar por ascensor.
  • Aléjate de ventanas y estanterías u objetos susceptibles a caer. Aleja este tipo de riesgos de tu cama.
  • No intentes contactar familiares y amigos hasta que la actividad sísmica se detenga. Cuando lo hagas, privilegia mensajes de texto. Las redes se congestionan y las llamadas pueden no salir.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas