Jurado determinó que Trump agredió sexualmente a E. Jean Carroll

Montaje: Gestión.pe

Un jurado federal de Manhattan declaró a Donald Trump como culpable de abuso sexual y difamación en contra de la escritora E. Jean Carroll, durante el año 1996. El fallo se determinó después de una deliberación de más de dos horas y media y, al final, en su decisión también se le otorgó a la víctima un total de US$5 millones de compensación por daños.

A pesar de las pruebas existentes, Trump insiste, a través de su red social, Truth Social, en que la decisión es parte de “la cacería de brujas más grande de todos los tiempos”, negando siquiera conocer a Carroll. Vale aclarar que el expresidente no asistió al juicio y tampoco testificó, acciones que, si bien no son obligatorias en los procesos civiles de Estados Unidos, sí tienen un valor simbólico importante, en especial para el jurado y sobre todo viniendo de un personaje como el acusado.

El caso

Carroll denunció a Trump el año pasado año por violación y por difamación, después de que él señalara como falsedad y mentira su testimonio, publicado en un libro que vio la luz en el 2019. Además, ha sido revictimizante: la ha llamado loca y repetidamente ha dado como intento de evasión la respuesta de que la acusación es falsa porque la denunciante “ni siquiera es mi tipo”. Allí, la víctima reveló que el expresidente republicano la violó en un probador de la tienda Bergdorf Goodman en Manhattan.

En su declaración de cierre, el abogado defensor insistió en ocasiones pasadas en las que Trump ha sido explícito, o al menos figurativo, sobre formas denigrantes en las que se relaciona sexualmente con las mujeres o cree que puede hacerlo —refiriéndose a otras denuncias y al episodio de la grabación en la que dice que las “agarraría por la vagina”. Además, hizo hincapié en que Carroll era “exactamente el tipo de Trump”, tanto desde el ángulo de su vulnerabilidad por desigualdades de poder como en referencia a su deposición sobre el caso cuando fue imputado el pasado octubre, cuando confundió una fotografía de Carroll de los noventa con quien fue su esposa en la misma década, Marla Maples.

Es importante tener en cuenta que, en Estados Unidos, el cargo de abuso sexual —por el cual Trump fue condenado— se diferencia del de violación.

Carroll presentó la demanda en noviembre pasado bajo la Ley de Sobrevivientes Adultos de Nueva York, que abrió una ventana para acusaciones de agresión sexual con plazos de prescripción vencidos. Por su Parte, Trump sólo se pronunció para quitarle legitimidad al fallo y asegurar que su abogado presentará una apelación. Hay que recalcar que, como no estamos de frente a un juicio penal, sino a una demanda civil, el jurado tuvo que determinar si el equipo legal de la columnista, en efecto, pudo probar que el expresidente cometió la agresión, por una preponderancia de la evidencia.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas