Wagner en África: un modelo muy útil como para desmantelarlo

Faustin-Archange Touadéra, presidente de la República Centroafricana, con sus escoltas del Grupo Wagner. Fotografía: AFP/Getty Images

Las consecuencias de la revuelta de Yevgeny Prigozhin, líder del Grupo Wagner, no solo se sintieron en Rusia, sino también en los países en los que Wagner operaba, particularmente en África. En ese continente, la relación entre el Kremlin y el grupo mercenario era incluso más simbiótica que en la misma Ucrania, por lo que hay gran incertidumbre sobre el futuro de las intervenciones del Grupo Wagner.

Presencia en África

El Grupo Wagner tiene una presencia notoria en África. Actualmente, tiene operaciones activas en Argelia, Burkina Faso, Camerún, Eritrea, Guinea Ecuatorial, Libia, Malí, Sudán, República Centroafricana y Zimbabue. En el pasado operó también en Madagascar, Mozambique y Sudán del Sur.

Siendo un grupo mercenario, la principal razón de estas operaciones es hacer dinero. Sin embargo, también ha sido un vehículo de cooperación diplomática del Kremlin para tener acceso a recursos naturales y conseguir apoyo político internacional para su guerra en Ucrania.

La presencia de Wagner es más notoria en Mali y la República Centroafricana. En Mali, apoyan al gobierno militar en el combate con los insurgentes islámicos, presumiblemente para tener acceso a sus abundantes reservas de oro. También se cree que usan al gobierno como un proxy para adquirir armas de Turquía. En Centroáfrica, Wagner ha estado ayudando a sostener al débil régimen del presidente Faustin-Archange Touadéra —quien usa mercenarios del grupo como sus guardaespaldas— a cambio de licencias para la explotación de oro y diamantes.

En la mayoría de países en los que han operado, los combatientes de Wagner han sido acusados de violaciones de Derechos Humanos. En Mali, en particular, entre 2021 y 2022, con la llegada de Wagner al país, el número de muertes se duplicó, llegando a cerca de cinco mil víctimas, la mayoría de las cuales eran población civil.

Mensaje ambiguo

Mientras que Putin señala que quienes participaron en la rebelión reciente sufrirán consecuencias, Sergei Lavrov, canciller ruso, anunció que las operaciones del Grupo Wagner se mantendrían en África. El “modelo de negocio” que estableció Wagner en el continente de seguridad a cambio de recursos es demasiado eficaz para todas las partes involucradas como para desmantelarlo. Lo más probable es que — mientras sea útil para Rusia— no se modifique o simplemente se adapte a nuevo entorno para seguir funcionando.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas