Xi Jinping en Sinkiang: represión y política de China sobre los Uigures

Fotografía de Xi Jinping, presidente de China
Mi papá cuando le dije que iba a estudiar ciencia política en vez de ingeniería. Fotografía: The Australian.

El Presidente chino, Xi Jinping, realizó una visita inesperada a Sinkiang, una región que ha estado bajo escrutinio internacional debido a las políticas de China hacia la minoría uigur y otras comunidades musulmanas turcas. Durante su viaje, Xi subrayó la necesidad de conservar la “estabilidad social”, un mantra que ha caracterizado la aproximación de China a la región en la última década. Además, destacó la importancia de “sinicizar” el Islam y controlar las actividades religiosas que Beijing considera ilegales.

La visita, que tuvo lugar en Urumqi, la capital regional, es la segunda de Xi desde que inició una intensa represión en la región hace casi diez años. Las políticas de Beijing en Sinkiang han suscitado preocupaciones y críticas a nivel global. Un informe de la ONU del año pasado sugirió que China podría haber cometido “crímenes contra la humanidad” en su trato hacia los uigures, mientras que varios gobiernos occidentales, incluidos EE. UU., Reino Unido, Canadá y Francia, han etiquetado la situación como un “genocidio”.

China reafirma su política de mano dura

A pesar de estas acusaciones, Beijing ha defendido con firmeza sus acciones, argumentando que sus políticas son esenciales para combatir el “terrorismo” y el “extremismo”, y para promover programas de alivio de la pobreza en la región. Xi respaldó esta posición, sosteniendo que la estabilidad social debe ser la máxima prioridad.

Activistas y organizaciones de derechos humanos han señalado que estas políticas, incluida la detención de al menos un millón de musulmanes en campos de reeducación, están diseñadas para diluir la identidad étnica uigur. Por otro lado, Beijing afirma que el desarrollo económico es clave para la estabilidad social y ha instado a los oficiales de Sinkiang a promover una narrativa positiva, refutando lo que consideran opiniones negativas o dañinas.

La reciente visita de Xi pone de manifiesto la postura decidida de China en Sinkiang y su compromiso continuo con las políticas actuales, haciendo caso omiso de las críticas internacionales.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas