Óscar Iván Zuluaga: “traidor” y traicionado en el caso Odebrecht

“Mire, ahí está el título”, dijo Óscar Iván rompiendo la cuarta pared. / Imagen: Semana

¿Cómo es el cuento entre Zuluaga y Odebrecht?

La acusación es que, para la campaña presidencial de 2014, Zuluaga tuvo que pedirle a la firma brasilera apoyo financiero para pagarle al publicista Duda Mendoça. En medio de la tormenta mediática de los escándalos de corrupción orquestados por Odebrecht en todo el continente, se filtró información de que los empresarios habían dado luz verde para concretar las transacciones a la campaña.

Alexander Vega, hoy registrador nacional, presidía el CNE en 2017, y recibió una alerta de la Fiscalía de que existían evidencias de una entrega de 1,6 millones de dólares de Odebrecht a la campaña Zuluaga. Incluso sabían el cómo de esas transacciones. Sin embargo, cuatro meses después, Carlos Camargo, hoy defensor del pueblo y entonces magistrado del CNE, presentó una ponencia por medio de la cual logró que se archivara el proceso contra Zuluaga por falta de pruebas. Camargo dice que para ese entonces no se sabía nada de lo que contaremos a continuación.

Vale la pena recordar que la Comisión de acusaciones de la Cámara archivó las investigaciones que también hubo contra la campaña de reelección del entonces presidente Santos.

¿Por qué revivió?

Daniel García Arizabaleta fue director de Coldeportes e Invias en el Gobierno Uribe, y era el hombre de confianza de Zuluaga durante su campaña. En 2022, terminó salpicado por testimonios de altos directivos de Odebrecht que lo mencionaron como enlace en Colombia y beneficiario de sobornos. Por ello, renunció a su aspiración al Senado y la Fiscalía le abrió una investigación.

El tema pasó desapercibido hasta que, el 13 de junio de este año, Zuluaga fue imputado nuevamente junto a su hijo David, gerente de campaña, y a Cecilia Álvarez-Correa, quien habría recibido beneficios personales a cambio de favores contractuales cuando fue ministra de Transporte entre 2012 y 2014, cuando lideró el proceso de contratación de la Ruta del Sol II. El sábado pasado, la revista Semana publicó los audios que García Arizabaleta le habría entregado a la Fiscalía como parte de un principio de oportunidad —acuerdo de entrega de información a las autoridades a cambio de favorecimiento judicial—. Pocos días antes, el excandidato interpuso una tutela para intentar tumbar el principio de oportunidad argumentando la ilegalidad de las grabaciones como pruebas, pero fue rechazada el 27 de junio.

¿Qué dicen los audios?

Más de hora y media de grabaciones de las llamadas que García y Zuluaga sostuvieron en 2014 cuentan en resumen que Zuluaga:

  • Sabía del ingreso de dineros ilícitos a su campaña —contrario a lo que ha dicho a lo largo de los años— y concretó que le llegaran a Duda Mendoça. Incluso le confesó su corrupción a un sacerdote.
  • Estaba dispuesto a declararse culpable de todo para evitar que su hijo y García Arizabaleta terminaran en la cárcel. Y así se lo dijo a Uribe luego de contarle personalmente, en 2014, todo lo que había sucedido con Odebrecht.
  • Intentó junto a García Arizabaleta obstaculizar las investigaciones del CNE y la Fiscalía con jugaditas jurídicas, destrucción de evidencias y coordinación de testimonios en Colombia y en Brasil. Por ejemplo, aseguró que ya había cuadrado con Mendoça para que declarara que no había relación con su campaña.
  • Sabía que Alexander Vega se iba a encargar de que se archivaran los procesos en el CNE y de pedirle a Néstor Humberto Martínez, fiscal general de ese entonces, que hiciera la vista gorda para evitar una “crisis institucional”.

Reacciones clave

Zuluaga prefirió guardar silencio respecto a los audios revelados por Semana.

Uribe, en cambio, se refirió al caso múltiples veces en su cuenta de Twitter. Dio a entender que fue García Arizabaleta quien solicitó los fondos a Odebrecht. También dijo que cuando surgió el escándalo en 2014, consultó a este último y a Zuluaga si era cierto y se lo negaron. Sin embargo, dice que él mismo le negó a Zuluaga la candidatura presidencial del Centro Democrático en 2018 y 2022 por no tener pruebas de su inocencia. Según Uribe, el abogado Jaime Granados —muchas veces defensor suyo, y apoderado de Odebrecht ante las autoridades en Colombia— le dijo que no había nada ni contra él ni contra Zuluaga; pero que no podía darle información sobre la investigación contra Santos.

Daniel Coronell cuestionó la coherencia de la versión del expresidente. En resumen, cuestionó que fuera cierto porque se mantuvieron a lo largo de los años la cercanía y el posicionamiento político en el uribismo de García Arizabaleta y sus allegados, que incluso derivó en asignación de puestos de confianza y aval para lanzarse al Congreso.

Recibe newstro boletín gratuito

Newspresso te ofrece una selección cuidadosa de las noticias más relevantes de Colombia y el mundo para que empieces tu día con los ojos bien abiertos.

Noticias relacionadas